Democratización de la Información

 

La libertad de comunicación e información significa el flujo libre de ideas, opiniones y saber. Es imperativa para el libre desenvolvimiento de la personalidad de cada ser humano y para el desarrollo cultural, social, científico y económico de la humanidad. Y es un Derecho Humano ( Art.19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos ).

 

La libertad de prensa clásica no cumple con esta máxima. Si bien da derecho a publicar sin restricciones a todos los gestores de empresas de comunicación estatales, económicas y religiosas,  es jerárquica, parcial y no interactiva. No facilita a cualquier ciudadano a expresar libremente ideas, opiniones y saber,  y  hacerlos accesibles a todos. Además sus productos son restringidos territorial- y lingüísticamente, y no disponibles en todo el mundo.

 

La herramienta electrónica Internet ofrece la oportunidad a allanar estos impedimentos para una comunicación libre. Significa la chance histórica para progresar de la libertad de prensa hacia la libertad de comunicación, y democratizar la información: Cualquier ciudadano está habilitado a publicar información mundialmente él mismo, y cualquier otro ciudadano tiene el derecho a recibir, juzgar y usarla él mismo, bajo su propia responsabilidad.

 

La democratización de la información hace factible que ideas, opiniones, diversidad cultural, saber y educación serán accesibles en cualquier lugar, a cualquier hora y para todos. La posición del ciudadano y sus derechos serán fortalecidos. Tutela y manipulación cultural, estatal, religiosa, ideológica y económica se pondrán obvias. Corrupción, injusticia, abuso del poder y cualquier forma de terrorismo serán revelados. Ignorancia y las catástrofes humanas causadas por ella disminuirán. Valores universales y una ética de convivencia pacífica serán posibles.

 

Sin embargo, por desgracia, el camino hacia un Internet libre es largo. El desconocimiento del método, el costo, y hablar otro idioma constituyen barreras significativas. Aún más graves son la censura y tutela políticas, religiosas, ideológicas, legales, comerciales y técnicas, muy frecuentes también en países supuestamente civilizados y democráticos.

 

Por eso apelo a la Comunidad de las Naciones y a la UNESCO a

1)   desarrollar una Carta de la Libertad de la Comunicación, que asegura el acceso libre, seguro y democrático a la comunicación electrónica, protegiendo al mismo tiempo la confidencialidad de las comunicaciones.

2)   superar las barreras lingüísticas y promover el poliglotismo en todos los países y en Internet mediante medidas concretas. Esto incluye que las hasta ahora deficientes maquinas de traducción sean mejoradas lingüísticamente por ejemplo por la UNESCO / UN y hechas accesibles gratuitamente en Internet.

3)   eliminar las limitaciones de acceso que dependen de los conocimientos, recursos financieros y la tecnología, en el contexto de la cooperación internacional.

4)   garantizar que todas las contribuciones existentes en Internet puedan ser encontradas. Actualmente censura ocurre en primer lugar del modo que las máquinas de búsqueda no registran contribuciones no deseadas o de competencia, o lo hacen en forma incorrecta o desventajosa, a fin  de que no sean encontradas por el ciudadano. Para resolver este problema, quiero proponer a la UNESCO / UN el desarrollo de una Máquina de Búsqueda Universal y Multilíngual, a ser dirigida por la UNESCO / UN .

 

Con estas medidas la Comunidad de las Naciones y la UNESCO podrían promover verdad, saber y diversidad substancialmente en todo el mundo. Y con esto hacer una contribución a la educación, a los derechos humanos y a la paz más importante que con cualquier otro método.

 

 

                                                                                                    E.W.     09/11/2003

 

Back